lunes, junio 20, 2005

mira, por bajar a la calle me he vuelto a enamorar

Salí del comedor y enfilé el salón. Hacía meses que no oía esa melodía y de repente en mi cabeza sonaron acordes gusaneros, la mujer portuguesa tiene el mejor olor. Imposible concentrarme en algo, difusión, incapacidad de centrarme en una cosa concreta.
Pájaros vuelan y mariposas se mueven en mi tripa.
La verdadera historia empezará algún día. Tengo un video donde puedo ver muchas cosas bonitas. Tengo un disco que dice muchas cosas, dice que la vida sigue igual y que nada es tan permanente como los rotuladores que no se borran, que todo lo demás tiene solución. Es un disco hecho para mi, solo para mi. Estoy contenta, me gusta.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

no tendrá nada que ver con una cocacola que refresca el ambiente en la noche negra que lo impregna todo,no?

amigocaracol dijo...

Brigitte, claramente hay un enigmático personaje que tiene una gran capacidad de describir imágenes muy expresivas, vamos, como si estuviera describiendo algo que ve, algo que ha tenido en sus propias manos. Eso, sí te cala, te cala con una perspicacia very aguda. Que la sombra del anonimato le acompañe.

Anónimo dijo...

Amiga, espero que todo te vaya bien ahora y mañana. Pareces una chica valiosa, sigue así.