lunes, marzo 05, 2007

la terrible invasión de los sugus de imitación











Los sugus ya no son lo que eran. El otro día me ofrecieron un sugus y lo rechacé por su aspecto. "¡Un sugus de imitación! Un sugus de esos blandos que no hay quien se los coma..." Al día siguiente una amiga con una bolsa de sugus gigante me dijo que si quería uno, movida por la seguridad de una marca metí la mano y cogí varios. "¡No!, han cambiado el envoltorio de los sugus, esto ya no es lo que era..."
Así que no se dejen llevar por el papel, por el aspecto exterior, los sugus de verdad ahora parecen una imitación de sí mismos.
Acérquense al supermercado o a la sala de espera del dentista...

4 comentarios:

MalBicho dijo...

las pérdidas más dolorosas son aquéllas en las que un algo te recuerda que no es sino el reflejo de lo que era. hay muchas cosas que se diluyen con conciencia. penita y tristura.

Anónimo dijo...

Ya nada es lo mismo.
Ya nada es.
lo mismo.
Ya nada.
es lo mismo.
Ya.
nada es lo mismo.
Nada.
ya es lo mismo.
John Glenn

selosnos dijo...

que perlada la poesía! tienes toda la razón con lo de los sugus, muy divertido!!yo también me fijé con los sugus de mi "prima"
hastamaña champion!

J. dijo...

No será peor de lo que era, seguro que es mejor...