viernes, julio 22, 2005

mi primera dama

¡¡¡Es mi primera daaamaaaa!!!- canta Algora en el último single. Qué capacidad de sorprendernos, es difícil de entender.
Estaba pensando el otro día que lo malo de tener un nombre es que cualquiera es susceptible de que le pongan a un perro tu nombre. Imagínate, "Algora, ven aqui, dame la patita!"...
De todas formas, también pensaba que ponerle tu nombre a un perro no es lo peor que puedes hacer, puedes ponerle tu nombre a un coche, a un canario, a un grano, a tantas y tantas cositas...
Es duro tener un nombre.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Compartir tus pensamientos me ha servido para evadirme de mi propia jaula durante un breve minuto, puedo verme identificado con tus historias.

Nunca desaparezcas, nunca pases desapercibida. Un saludo para la muchacha de la quinta dimensión.

brigitte dijo...

Me alegro de que te idendifiques, pero no me alegro de que estés en una jaula. Tampoco me alegro de no saber quien eres.
Recibidos saludos, anonymous!

Anónimo dijo...

En días como hoy parece que la jaula la llevara a cuestas conmigo, me hiciera sombra.

¿No es genial que unas cuantas palabras escritas sean capaces de iluminar cualquier sombra? No sucede siempre pero cuando lo hace es un momento especial. Gracias Brigitte.

¿identificarme? jejeje ¿para qué?

brigitte dijo...

es una pena, pero por lo menos la jaula da sombra, que no es poco en estos días...
Es curioso que sí, que unas cuantas palabras seguidas puedan hacer algo, puedan ayudarte a ti y a mi.
Ya que estás encerrado aprovecha y canta, o si quieres baila al son de la música que yo te pongo.
identificarte? Tú sabrás, no tengo especial intriga. Creo qeu podré dormir esta noche.

Anónimo dijo...

PUTOS